El arte de un buen feedback en tus proyectos.

0 Comentario(s)

Si hay algo que es sumamente importante para cualquier proyecto y un entorno de trabajo es tener un feedback correcto, ¿pero qué es esto?, pues te lo explicamos y te demostraremos por qué es tan importante.

El feedback básicamente no es más que recibir o dar una respuesta a un tema específico, por ejemplo en nuestro entorno pedimos los colores que usaremos en la web para el cliente y el nos indica que usemos los mismos que los de su logo, ese es un feedback correcto.

Ya sea en el trabajo o cuando se trabajan en proyectos entre empresas el dar un feedback rápido y productivo es sumamente vital para poder sacar los proyectos adelante de forma exitosa, tranquila y con rapidez.

Podríamos clasificar lo feedbacks por nuestra experiencia en los siguientes tipos:

Feedback productivo.- Es sin duda el mejor de todos y el más útil, es cuando recibes una respuesta que te aclara totalmente el panorama, es incisiva y se concentra solo en la consulta que generó ese feedback, es mucho mejor dar un feedback por tema y no mezclar varios temas en un solo feedback o si se hace de esa forma al menos presentarlo de forma ordenada e ir punto por punto.

Feedback positivo.- Es cuando se da una respuesta positiva al proyecto, dando visto bueno y pasando a un siguiente tema, ayuda bastante para así avanzar en temas más delicados, es importante dar un feedback positivo para sentir que el proyecto avanza y motivar a seguir trabajando en más feedbacks.

Feedback positivo enriquecedor.- Es lo mismo que el feedback positivo solo que con la diferencia de que se añade de forma clara e incisiva algo más al feedback positivo, por ejemplo, “Me gusta mucho el color negro que utilizaron, pero deseo que sea este tipo de negro (se adjunta una imagen)”, de esta forma se utiliza el ejemplo y se da por cerrado ese tema.

Feedback Negativo.- Es cuando la respuesta es negativa a la presentación del tema, lo cual es aceptable y se debe trabajar en una nueva propuesta, pero solo hacerlo de esta forma hace que se ralentice el proyecto, por qué se debe indagar en qué se debe hacer para obtener un feedback positivo y hay muchas opciones, de ahí pasamos al siguiente feedback.

Feedback Negativo productivo.- Es lo mismo que un feedback negativo, pero con la diferencia que se añade de forma clara e incisiva la solución para obtener posteriormente un feedback positivo, por ejemplo: “No me gustó el color negro que utilizaron, se que mi logotipo es de ese color pero ahora mismo deseo cambiarlo por el color naranja”, entonces de esta forma se utiliza la nueva instrucción y se logra avanzar hasta obtener un feedback positivo.

Feedback Positivo tóxico.- Esto es cuando se obtiene un feedback positivo pero aparte se añade variables que más que aclarar el panorama empuja a obtener posteriormente un feedback negativo, por ejemplo: “Me encanta el color negro que utilizaron, pero a mi socio le gusta mas el rojo, aunque mi madre me recomienda el rosado y mi mujer dice que el azul es el ideal, vean ustedes que puede ser lo mejor”, en este punto es que con esas variables se puede hacer un sin fin de combinaciones y retrasar el tema que se trataba, como también plantear múltiples soluciones que pueden generar varios feedbacks negativos que entorpecen el desarrollo del proyecto, es mejor tener claro quién toma la decisión final y esta persona antes de enviar su feedback debe decidir lo que realmente quiere, tal vez con una orientación previa o reunirse con los involucrados para tomar una decisión y recién enviar el feedback.

Feedback Negativo tóxico.- Llegamos al peor de todos, avanzar cualquier trabajo con este tipo de feedbacks es muy complicado y no se avanza a ningún lado, por ejemplo: “No me gusta el color negro que utilizaron, orientenme cual usar”, “No me gusta el color rojo que utilizaron y me recomendaron, ¿orientenme mejor y cuando estará listo?”, “Ustedes son los expertos, deberían saber que color es el ideal para mi”, este tipo de respuestas tal vez sea ideal para un mentalista, pero cuando se trata de un proyecto se debe tener claro qué es lo que se quiere, si no lo tiene claro tendría que tal vez solicitar una consultoría antes para informarse más o solicitar asesoría, pero no encargar un trabajo final sin antes tenerlo claro.

Se debe tener en cuenta que este tipo de feedback aparte de desmotivar no aporta nada en lo absoluto para lograr feedbacks positivos, siendo realmente tóxico para el proyecto.

También hay que tener en cuenta, dar un feedback en el menor tiempo posible es sumamente importante para que no se tenga que re-conectar al proyecto que de pasar mucho tiempo puede entorpecer bastante el mismo generando múltiples feedbacks negativos.

Comentarios (0)

Deja un comentario